Perspectivas productivas y de mercado agropecurias a mediano plazo de la UE

La Dirección de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE (DG AGRI) publicó un informe con las perspectivas a mediano plazo (2013-2023) de los principales productos agropecuarios de la UE y del ingreso agropecuario. 

A continuación se describe un resumen de dicho informe, cuya versión completa puede obtenerse del siguiente vínculo:

http://ec.europa.eu/agriculture/markets-and-prices/medium-term-outlook/2013/fullrep_en.pdf

 

La Dirección de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE (DG AGRI) publicó un informe con las perspectivas a mediano plazo (2013-2023) de los principales productos agropecuarios de la UE y del ingreso agropecuario. 

 

Perspectivas de mediano plazo para la agricultura de la UE 2013-2023

Resumen ejecutivo
El informe de DG Agri presenta las perspectivas a mediano plazo de los principales productos agrícolas de la UE y del ingreso agropecuario hacia el año 2023. El link del informe es:
http://ec.europa.eu/agriculture/markets-and-prices/medium-term-outlook/2013/fullrep_en.pdf

Se espera que los precios de las materias primas permanezcan firmes en el mediano plazo, apoyados por factores tales como el crecimiento de la demanda mundial de alimentos, el desarrollo del sector de los biocombustibles y un bajo crecimiento de la productividad en el sector.
Los supuestos macroeconómicos del informe incluyen un crecimiento nulo del PIB de la UE en 2013, seguido de un crecimiento moderado en 2014 y entre el 1,8% y el 2,0% para el resto del período. Se supone que la tasa de cambio se aprecie ligeramente, con un tasa esperada de cambio de 1,36 USD / EUR en 2014 y 1,41 USD / EUR en 2023.

Cultivos

Las perspectivas a mediano plazo para los cultivos son positivas gracias a una sólida demanda mundial y precios estables. En la UE, se espera que aumente la demanda de piensos y la de alimentos sólo marginalmente, y que el mercado de los biocombustibles continúe siendo el factor más dinámico de la demanda.

Por el lado de la oferta, el crecimiento depende de un mejor rendimiento, ya que el área de cultivo se espera que disminuya ligeramente (en línea con la tendencia a largo plazo). En general, el crecimiento proyectado en el consumo interno de cereales, oleaginosas y azúcar depende en gran parte de los supuestos en el uso de la bioenergía. Se supone que los combustibles líquidos para el transporte tendrán un corte con biocombustibles de 8,5%.


Las perspectivas a mediano plazo para los mercados de cereales de la UE se caracterizan por las condiciones de mercado relativamente estrechas, las bajas existencias y precios que se espera se mantengan por encima de sus promedios históricos. Estos son impulsados por un moderado crecimiento de la oferta, la cual alcanzaría 316 millones de toneladas en 2023, principalmente como resultado de tasas de crecimiento de la producción de 0,6% en promedio y un aumento en el uso doméstico de cereales en la UE, impulsado por la creciente demanda de etanol en el marco de la RED. El maíz y el trigo blando incrementarán aún más su proporción (hasta 18% y 41%, respectivamente) a expensas de otros cereales.

La creciente demanda de arroz será satisfecha por el aumento de las importaciones, reduciendo la autosuficiencia de la UE ligeramente al 64%.


Los mercados de semillas oleaginosas de la UE.
El crecimiento de la oferta es impulsado por un aumento moderado del rendimiento y en menor medida por una ligera ampliación del área sembrada. El aumento esperado en el uso doméstico de las oleaginosas en la UE también podría ser impulsado por una demanda adicional de aceite vegetal del biodiesel, mientras que el consumo de aceite vegetal se mantendría constante.


Cultivos Industriales en la UE.
Se prevé una expansión en la próxima década de la producción de remolacha azucarera de la UE. Los volúmenes adicionales se utilizarán principalmente para producir azúcar en lugar de etanol. Además, se espera un incremento en el uso de isoglucosa para reemplazar al azúcar en la producción de alimentos, después de la expiración de las cuotas en 2017.


Carne


Se espera un aumento en el consumo de carne de la UE impulsado por la mejora de las condiciones económicas, junto a una fuerte demanda mundial. En Europa, las perspectivas de recuperación económica dejaría a los consumidores con más ingresos disponibles, lo que permitirá un mayor consumo de productos cárnicos.
El consumo per cápita de carne en la UE alcanzó su nivel más bajo en los últimos 11 años, 64,7 kg de peso por cápita, en 2013, y se espera una recuperación a partir de 2014. En 2023, se espera que el consumo per cápita llegue a 66,1 kg, similar al nivel de 2011. Durante el período de análisis, se espera que la carne aviar siga siendo el producto más dinámico (gracias a su precio más barato y su imagen de alimento saludable). La carne de cerdo seguirá siendo la carne más consumida de Europa, mientras se espera que el consumo de carne vacuna y ovina disminuya tanto en términos absolutos como relativos.
La producción de carne se prevé que disminuya en torno al 7% desde el promedio 2010-12, a un mínimo de 7,6 millones de toneladas en 2023. La producción de carne de cerdo aumentará a partir de 2014, hasta 23,4 millones de toneladas en 2023. La carne aviar se incrementará aun mas rápido, a una tasa del 0,8% anual entre 2012-23, con una producción de 13,6 millones de toneladas en 2023. La disminución de la producción de carne ovina será más lenta en comparación con la década pasada porque se espera que los precios permanezcan firmes.


Leche y productos lácteos

Las perspectivas a mediano plazo para la leche y los productos lácteos básicos son favorables tanto en el mercado de la UE como en el mundial. La demanda mundial sigue siendo dinámica, especialmente en el economías emergentes. A pesar del fin del sistema de cuotas a partir de 2014/15, la expansión de la producción de leche de la UE se mantendrá limitada principalmente por aspectos ambientales.


Las entregas, que podrían alcanzar a 150 millones de toneladas en 2023, también se adaptarán al ritmo del crecimiento del consumo en la UE y en el mercado mundial. El aumento de la producción proyectada provendrá de nuevas mejoras de rendimiento a 8.500 kg/vaca en la UE-15 en 2023 y 6.050 kg/vaca en la UE-N13.
Se espera que el sector de queso sea impulsado por un mercado mundial dinámico y un crecimiento sostenido de la demanda interna. Por lo tanto, se espera que la producción de queso absorba la mayor parte adicional de la leche entregada a las industrias. Se proyecta que la producción pueda llegar a 10,7 millones de toneladas, con exportaciones cercanas a 1 millón de toneladas.


Para el año 2023, la producción de productos lácteos frescos aumentaría un 3% en comparación con 2012 y llegaría a 48,3 millones de toneladas. La producción de mantequilla se estabilizaría a partir de 2015 en 2,3 millones de toneladas, ya que los operadores prefieren utilizar la grasa láctea para el queso.


La producción de leche desnatada en polvo (LDP) podría alcanzar los 1,25 millones de toneladas en 2023, impulsada principalmente por la demanda para exportación. A partir de 2016, la mitad de la producción será exportada. El aumento en la disponibilidad de leche fresca significará que la producción de leche entera en polvo (LEP) declinará más lentamente que en los últimos diez años, hasta 604.000 toneladas para el año 2023.


Los ingresos agrícolas


Se espera que la tendencia de mediano plazo para la renta agraria sea positivo. Se prevé que el ingreso real agrícola por unidad de trabajo aumente en un 1,8% por año a partir de 2013-2023, como resultado de una disminución continua de la fuerza de trabajo empleada en la agricultura, que más que compensa el deterioro esperado del total renta de los factores agrícola en términos reales. En la UE-15, se espera que la renta agrícola real por unidad de trabajo sea 17,5% mayor en 2023, mientras que en la UE-N13 podría más que duplicarse. Dada la diferencia en el desarrollo del ingreso, la brecha entre los niveles absolutos de ingreso agrícola por trabajador entre la UE-15 y UE-N13 se reducirá, pero continuará siendo considerable.


Desarrollo por sector


Cultivos

El panorama global de mediano plazo para los cultivos es relativamente positivo gracias a la demanda mundial sólida y los precios firmes. En la UE, se espera que los piensos y la demanda de alimentos aumente sólo marginalmente. El mercado de los biocombustibles es el factor mas dinámico de la demanda. Por el lado de la oferta, el crecimiento depende de mejores rendimientos, pues se espera que el área cultivable disminuya ligeramente en línea con la tendencia a largo plazo.


Evolución de la demanda
La demanda de los cultivos se divide en cuatro grandes categorías:
• para el consumo humano directo;
• como alimento para la producción ganadera ;
• como materia prima en la producción de energía , y
• para usos industriales y de otro tipo que, aunque relativamente menos importante, puede en algunos casos (por ejemplo, fibras, almidón, isoglucosa) representar grandes cantidades de materia prima cultivable.


Existe una creciente importancia de los biocombustibles en la demanda global de materias primas. Los cereales son el único sector en el que se puede esperar que la demanda aumente significativamente en el período 2013-23. La demanda de alimento con alto y bajo contenido de proteínas (principalmente cereales) se ha mantenido estable en la última década y se espera que lo siga siendo en los próximos diez años.


Desarrollos de uso del suelo
Se ha visto una ligera reducción de las tierras agrícolas en la UE en el tiempo, en general, debido a la creciente utilización de las tierras para la construcción y la extensión de los bosques y otros hábitats. Alrededor de un tercio de las tierras agrícolas son pastizales permanentes y una pequeña proporción se utiliza para los cultivos permanentes, huertos e invernaderos, dejando alrededor de 60 % para los cultivos.


El área sembrada con cereales se ha reducido ligeramente en los últimos 20 años, pero los rendimientos y la producción total se han incrementado. Se espera que estas tendencias continúen en el próximo decenio.


Otros cereales y el arroz también se expandieron de manera significativa, pero a un ritmo más lento. Para otros cereales, el cambio más notable es el del centeno, con una fuerte disminución de la superficie, para sembrar triticale. El área de la remolacha azucarera también disminuyó significativamente como resultado de la reforma del mercado del azúcar de 2006 (reducción de las cuotas de azúcar) y los mejores rendimientos. Los rendimientos medios del trigo duro y del girasol también mejoraron. Para la soja, por otro lado, los rendimientos disminuyeron ligeramente lo que combinado con áreas más pequeñas redujeron la producción de manera significativa.

La producción de soja parece que se recuperará de la contracción de la última década, con una expansión de la tierra y el rendimiento. El área sembrada con otras semillas oleaginosas (girasol y colza) y maíz se espera que aumente aún más, mientras que se espera una disminución de otros cultivos. Para las semillas oleaginosas, la expansión es impulsada por la fuerte demanda de aceites vegetales y biodiesel. El maíz es demandado no solo como materia prima del etanol, sino también para la alimentación animal y para su transformación en isoglucosa. El crecimiento del rendimiento del trigo está prácticamente estancado, sin aumentos recientes en los principales países productores, por ejemplo, Francia, Alemania y Reino Unido. Las expectativas son más optimistas para el girasol, el maíz y la colza, que han tenido un crecimiento del rendimiento más dinámico en los últimos años.

Cereales


La evolución reciente del mercado
La producción de la UE de cereales de 2012 fue de 281,2 millones de toneladas, alrededor de 10 millones de toneladas menos que el año anterior, debido a las sequías en algunas regiones. Las exportaciones de trigo y cebada fueron altas, por lo que el grano nacional fue escaso en la campaña 2012/13. Un nuevo aumento de las importaciones de maíz ayudó a cubrir la demanda de cereales forrajeros. Sin embargo, el uso como alimentos para animales se redujo en 3,8 millones de toneladas a 163,2 millones de toneladas y el consumo interno se redujo ligeramente, a 276,0 millones de toneladas. Los stocks se redujeron a 27,6 millones de toneladas, alrededor del 10 % de uso doméstico.


Se espera que la producción de cereales de la UE se recupere en 2013 con una producción de 304,3 millones de toneladas (aproximadamente el 8% más que en 2012) a partir de un incremento de la superficie sembrada. Los rendimientos de maíz en Rumania, Hungría y Bulgaria se vieron afectados por la sequía en 2012, pero se espera que la producción mejore a 64,5 millones de toneladas (+8 %) en 2013. La producción de trigo blando aumentaría a un ritmo similar, a 136 millones de toneladas. Se espera que la producción de cebada continúe la tendencia de los últimos años, aumentando un 10% en comparación con el año 2012, a 60,1 millones de toneladas. El aumento global de la producción dejaría lugar a una importación de cereales de 14,0 millones de toneladas.

La demanda de alimentos y los piensos debe recuperarse a medida que más grano interno esté disponible en el mercado. Como las exportaciones de la zona del Mar Negro al mercado mundial se recuperan, la UE exportará menos y repondrá sus existencias; se espera que las existencias finales estén alrededor de 38,7 millones de toneladas (14 % del consumo interno).

Perspectivas de mercado
Las perspectivas a mediano plazo para los mercados de cereales de la UE se caracterizan por condiciones relativamente acotadas de mercado, bajas existencias y precios por encima de la media a largo plazo. La UE seguirá siendo un exportador neto de cereales.

El crecimiento del consumo es impulsado principalmente por la demanda de cereales como materia prima del etanol. El uso alimentario animal sería estable a lo largo del período de análisis. Por el lado de la producción, se espera un crecimiento sostenido basado en el aumento de los rendimientos.

Trigo blando y maíz se expandirán a costa de los demás cereales
Se espera que el cambio hacia el trigo y el maíz continúe en la próxima década, impulsado por la demanda de biocombustibles y las buenas perspectivas de exportación. Estas son particularmente buenas para el trigo blando. Los Otros cereales seguirán perdiendo participación en el mercado. Como la demanda interna de alimentos y piensos de trigo se mantiene estable, el aumento previsto en la producción interna permitirá que las exportaciones se expandan ligeramente.

Las perspectivas para el maíz están claramente dominadas por el esperado aumento en su uso como materia prima del etanol - que alcanzaría una proporción de aproximadamente 5% a 14 % en 2023 del total de la demanda de maíz, a expensas de la alimentación animal, que caería del 78% al 67%. La demanda como alimento y para la industria aumentaría después de 2016, cuando se levante la cuota de producción de isoglucosa, lo que llevaría a un aumento de su producción. Se espera que la UE siga siendo un importador neto de isoglucosa a lo largo del período de análisis.

Los precios se estabilizarían en un nivel por encima de la media a largo plazo. Los precios para el trigo y el maíz son similares, pero se espera que la brecha de precios con la cebada se amplíe en línea con la mayor concentración en la producción de maíz y de trigo blando.

En resumen, las perspectivas para los cereales son precios altos, aunque por debajo de los niveles de 2012/13, y se espera que la UE sea capaz de mantener su posición como exportador neto . La producción de maíz, en particular, seguirá creciendo debido a su utilización como materia prima para la industria del etanol. Se espera que los mercados sigan siendo difíciles, con precios volátiles y posibles picos de precios en caso de interrupciones de la producción.

Arroz
Las principales zonas productoras de arroz de la UE son Italia, alrededor del 50 % de la producción total, y España, 30% aproximadamente. El uso característico de los campos de arroz hace poco probable una expansión significativa en la próxima década, por lo que la variable clave es el rendimiento. Aunque el aumento del rendimiento en la última década ha sido lento, se espera un aumento moderado debido a precios relativamente altos y el aumento de la demanda interna. En general, se espera que la producción de arroz de la UE se mantenga estable durante la próxima década.

La UE seguirá produciendo menos arroz del que necesita, y por lo tanto continuará importando, sobre todo porque el mercado ofrece una amplia gama de diferentes variedades (Indica, Japonica, Basmati, etc.) para usos específicos.

Complejo oleaginoso


La evolución reciente del mercado
La cosecha de semillas oleaginosas de 2012, 27,2 millones de toneladas, fue menor que en años anteriores debido a una reducción considerable en el área sembrada con colza y bajos rendimientos del girasol. La cosecha de 2013 se recuperó debido a la bonanza que afecta a los mismos dos factores. En la actualidad, la cosecha se estima en 29,7 millones de toneladas, lo que ya ha aliviado considerablemente la tensión en el mercado.

Perspectiva del mercado

Las semillas oleaginosas son un cultivo importante en la UE, donde el sector está representado principalmente por la colza y el girasol. Alrededor del 92 % de las semillas oleaginosas son molidas para producir harina proteica y aceite vegetal. La harina es un ingrediente importante en las recetas de piensos utilizados por la industria ganadera de la UE.
La producción de semillas oleaginosas de la UE ha experimentado un auge en la última década, impulsada en gran medida por el aumento de los niveles de producción de biodiesel. El principal beneficiario ha sido la colza, por su utilización para el biodiesel. Se espera que el área de semillas oleaginosas aumente ligeramente en los próximos diez años, a un ritmo mucho más lento. A pesar del aumento de la producción, la UE seguirá siendo un fuerte importador neto de semillas oleaginosas, harinas proteicas y aceites vegetales (principalmente soja, harina de soja y aceite de palma).

Oleaginosas: más atención a la colza
La colza representa cerca de dos tercios de la producción de semillas oleaginosas y la soja representa aproximadamente el 73% de sus importaciones. Debido al aumento de la producción y la demanda constante de importaciones, la proporción de la colza en las semillas oleaginosas será de alrededor del 53% al final del período, momento en el cual la soja habrá caído ligeramente por debajo del nivel actual, al 28%.

Harina proteica: las importaciones permanecerán altas
La UE es el segundo mayor consumidor mundial de harina proteica como ingrediente en la alimentación animal, China la superó recientemente. Importa principalmente harina y poroto de soja.
En la temporada 2012/13 las importaciones de harina de soja se redujeron sustancialmente debido a las bajas disponibilidades en los principales países productores (Estados Unidos, Brasil y Argentina). Las perspectivas para la próxima década indican que la demanda global de alimento aumentará sólo ligeramente, con la demanda de harina de soja estable y la harina de colza ganando cuota de mercado.

Aceite vegetal: el equilibrio entre la demanda para los biocombustibles y el uso de alimentos
A excepción del aceite de oliva, que representa menos del 10% de la producción total (1,8 millones de toneladas), los aceites vegetales de colza, girasol y soja son producidos en grandes cantidades en la UE. La demanda se ha incrementado sustancialmente en los últimos años, principalmente debido a la creciente demanda para biodiesel. Por otro lado, el consumo humano per cápita de estos aceites sigue disminuyendo, pero esta tendencia se está desacelerando y se espera que el uso de alimentos pase a ser relativamente estable a lo largo de la próxima década.


La producción de la UE cubre una gran proporción de las necesidades generales y podría cubrir totalmente la demanda de alimentos en los próximos diez años. Sin embargo, la UE sigue siendo altamente dependiente de las importaciones, ya sea en forma de semillas oleaginosas para moler o aceites vegetales terminados (principalmente aceite de palma).

Remolacha azucarera y azúcar
La cosecha 2012 de la remolacha azucarera fue menor que la del año anterior, pero todavía muy por encima de nivel de la cuota. Como la cuota de azúcar se expresa en equivalente de azúcar blanco (13,3 millones de toneladas, con exclusión de Croacia), es sólo a nivel de procesado que la producción se puede medir con precisión. Se pueden exportar por fuera de la cuota 3 millones de toneladas (dentro de los límites acordados en la OMC), para etanol o para otros usos industriales. El resto se traslada y se cuenta como producción de las cuotas para el próximo año. En 2013, se espera que la cosecha sea menor que en 2012 (debido principalmente a la reducción del área sembrada y a los rendimientos son más bajos) .


Dadas las expectativas en cuanto a los precios mundiales, la creciente demanda de etanol y la disolución del régimen de cuotas en el año 2017, se proyecta que la producción de remolacha azucarera de la UE se incremente en la próxima década. Los volúmenes adicionales se utilizarán principalmente para la producción de azúcar, ya que se espera que la remolacha azucarera sea menos competitiva como materia prima para el etanol una vez que el régimen de cuotas deje de aplicarse.
Desde su reforma del sector en el año 2006, la UE ha pasado de ser un exportador neto de azúcar a un importador neto. En el futuro, se espera que la UE se acerque a la autosuficiencia y sea un exportador neto, sobre todo después de que el sistema de cuotas se levante. Este último dará lugar a una reducción del precio interno del azúcar en la UE y hará menos atractivas las importaciones.


Con la expiración del régimen de cuotas en el año 2017, la isoglucosa comenzará a competir en el mercado nacional de edulcorante, especialmente en regiones con un alto superávit de granos. Se espera que la isoglucosa tenga una proporción cada vez mayor en el consumo de edulcorante.

Biocombustibles

Los mercados de cereales, azúcar y oleaginosas están cada vez más afectadas por el desarrollo de los biocombustibles. Se espera que la mayor parte de la demanda de biocombustibles de la UE sea cubierta por los biocombustibles producidos de materias primas agrícolas en la UE (biocombustibles de primera generación). Se espera que el etanol se desarrolle de forma más dinámica, pero el biodiesel seguirá dominando en términos absolutos.


La única otra fuente nacional importante de biodiesel serán los aceites usados (aceites de cocina usados y sebo) que, como los biocombustibles de segunda generación, se benefician de la doble contabilidad hacia el objetivo de RED para los combustibles en el transporte.

Además de las fuentes internas (basadas en parte en materia prima importada), una proporción considerable de la demanda de biocombustibles de la UE está cubierta por biocombustibles importados, como tales o en mezclas.

Creciente importancia de los aceites usados como materia prima del biodiesel
La materia prima principal para la producción de biodiesel es el aceite vegetal, en particular el aceite de colza. Aunque en los últimos años el uso de los aceites usados ha aumentado su importancia como materia prima. La producción de biodiesel representa más del 40% de la demanda de aceites vegetales en la UE y cualquier cambio en la producción impacta considerablemente en los precios.


Fuerte aumento de la producción de etanol a base de maíz como materia prima
El caso del etanol, se utilizan varias materias primas, las principales son la remolacha azucarera y los cereales. La proporción de remolacha azucarera que se utiliza para la producción de etanol ha pasado al 10% en la última década, pero en la actualidad no se espera ningún aumento significativo.

La mayor parte del crecimiento futuro estará en el uso de otros cereales, especialmente maíz, como materia prima del etanol.

Productos cárnicos
Se espera que el sector de la carne de la UE sea favorecido de una fuerte demanda en el mercado mundial impulsada por las condiciones económicas favorables. En Europa, las perspectivas de un mayor crecimiento económico debe dejar a los consumidores con más ingresos disponibles lo que permitiría un mayor consumo de productos cárnicos.
En el análisis se espera que los precios de los piensos se mantengan relativamente altos a lo largo del período de proyección, aunque muy por debajo de los niveles de 2012. Los precios de la carne permanecerán firmes debido a la fuerte demanda mundial y la oferta limitada.

Demanda de carne de la UE: la carne aviar crece más rápido, pero a un ritmo más lento que en el pasado
La menor disponibilidad, precios de la carne más altos y la crisis económica en curso con altas tasas de desempleo, especialmente en los países del sur de Europa hicieron que el consumo total de carne se contrajera en 2012 y 2013 (-1,5 % con respecto a 2011), alcanzando su nivel más bajo en los últimos 11 años, 64,7 kg por habitante en 2013.
Se espera que el consumo se recupere a partir de 2014 con una mayor disponibilidad de carne en el mercado. Para el año 2013, se espera que el consumo per cápita alcance 66,1 kg, similar al nivel de 2011.


Las personas suelen consumir alrededor de 10 kg más de carne en la UE-15 que en la UE-N13 , pero se espera que esta brecha se reduzca ligeramente en los próximos años, debido principalmente al rápido aumento del consumo de carne aviar en los nuevos Estados Miembros. Los niveles de consumo per cápita actuales en UE-15 y UE-N13 de carne de cerdo, carne aviar y carne de ovino son muy similares, pero las personas en la UE-15 tienden a comer más carne de vacuno: alrededor de 12 kg contra 4 kg en la UE-N13.

Se espera que la carne aviar siga siendo el producto más dinámico gracias a su precio, comodidad y características saludables y que en parte compense la caída del consumo de carne vacuna y ovina, caerán tanto en términos absolutos como relativos.. La carne de cerdo se mantendrá como la carne más consumida de Europa.

Carne vacuna


La evolución reciente
Una disminución constante en el número de cabezas de la UE a partir de 2009 afectó tanto a los rebaños de nodrizas y vacas lecheras. Esto no fue totalmente compensado por un mayor peso de sacrificio y la producción de carne vacuna se redujo en 2012 (casi el 4%) y 2013 (-3 %).

En esos dos años, las exportaciones a terceros países se redujeron desde el nivel récord del 2011, debido a la falta de medidas de oferta y medidas proteccionistas introducidas en Turquía y Rusia que han aumentado los derechos de importación desde la UE o prohibido la carne de vacuno de la UE por motivos de sanidad animal. Otros destinos de ganado en pie de la UE son el Líbano y Argelia.

En 2012, las importaciones de carne de la UE se redujeron, principalmente desde Argentina debido a un contexto de producción limitada, mientras que las importaciones procedentes de Brasil y Uruguay se mantuvieron bastante estables. En consecuencia, las importaciones fueron en 2012 4.4 % más bajas (275.000 toneladas) que en 2011, alcanzando su nivel más bajo de la última década y sin compensar la baja oferta interna. En 2013, las importaciones de la UE procedentes de terceros países crecieron un 10,6 %, con un aumento de los envíos de Brasil y Uruguay, mientras que los volúmenes de Argentina (a pesar de cierta recuperación prevista en la producción) continuaron contraídos.

Visión de mercado: recuperación de la producción después de la abolición de las cuotas
Después de muchos años de contracción del rodeo de la UE, 2012 marcó un quiebre en la tendencia, con un ligero aumento en el número de vacas lecheras, debido a que los agricultores comenzaron a recapitalizar a la vista de la próxima eliminación de las cuotas lácteas, y una estabilización del número de vacas nodrizas. Sin embargo, no se espera que el aumento de la cabaña lechera dure y ya en 2013 se espera que las cifras para disminuyan nuevamente, en un primer momento a un ritmo más lento y luego en línea con las tendencias recientes.


Debido principalmente a la evolución de la cabaña lechera (que representa alrededor de 2/3 de la producción de carne de vacuno), se prevé que la producción de carne disminuya en torno al 7% desde la media de 2010-12, a un mínimo de 7,6 millones de toneladas en 2023.

Las exportaciones se reducirán de manera constante a 116.000 toneladas (menos del 50 % del promedio excepcional de 2010-12).
Parece probable un cambio en destinos, ya que se espera que Rusia y Turquía importen menos de la UE, debido a un aumento de la producción nacional y una disminución de la demanda; y la demanda de Corea del Sur, Oriente Medio y Egipto podría crear nuevas oportunidades.

Se espera que los volúmenes de importación en 2023 sean más altos que en 2012, aunque significativamente menores que en 2005, cuando se superaron ampliamente los contingentes arancelarios. El aumento de la producción en Brasil y Argentina, junto con un fortalecimiento esperado del rendimiento en Uruguay, se traducirá en mayores importaciones del mercado europeo (cerca de 400.000 toneladas). Sin embargo, no se espera que las importaciones procedentes desde América del Sur lleguen a los niveles récord de 2005-07, debido a que la brecha de precios con la UE se ha cerrado un poco, a que América del Sur está suministrando cada vez más a otros mercados, y que con el crecimiento económico, el consumo en América del Sur se ha incrementado y menos carne está disponible para la exportación.

Como el consumo permanece estrechamente ligado a la disponibilidad y al precio, se prevé un consumo de 10,5 kg per cápita en la UE para el año 2023.

Carne de cerdo

Evolución reciente
Al igual que el ganado vacuno, la cabaña porcina ha ido disminuyendo desde 2006 y se situó en 147 millones de cabezas en 2012 (una reducción de 16 millones de cabezas, 10 %, en siete años), mientras que el número de cerdas madre se redujo de forma más pronunciada, un 19% (3 millones de cabezas). La tendencia a la baja se explica por el proceso de reestructuración de algunos de los productores más importantes, el aumento de la productividad, los mayores costos de alimentación, la menor rentabilidad en el sector, y la necesidad de adaptarse a las nuevas normas de bienestar animal.

A pesar de ello, las exportaciones tuvieron un buen desempeño en 2012 y 2013, con volúmenes más altos, alrededor de 2,2 millones de toneladas enviados a Asia y a los países del Lejano Oriente, en particular. Rusia sigue siendo el principal destino, más de 600 000 toneladas al año, y el segundo destino es Japón, más de 250 000 toneladas al año.
La escasez de oferta y los altos precios presionan sobre el consumo, el cual cayó un 2,3% en 2012 y 1,1% en 2013. El consumo per cápita se redujo significativamente, de 32,1 kg 2011 a 30,8 kg en 2013.

Visión de mercado: se espera un rebote en la producción a partir de 2015 gracias a las oportunidades de exportación
Se espera que las nuevas normas de bienestar animal obliguen a algunos agricultores menos competitivos a salir del mercado y una mayor proporción de carne de cerdo provendrá de las granjas más productivas. Con ello se espera aumentar la producción a partir de 2014 a 23,4 millones de toneladas en 2023 (2,8% frente a la media de 2010-12).

Se prevé que las exportaciones aumenten hacia 2023 en un 12,4% frente al promedio de 2010-12 y del 6,3% frente a los niveles de 2012. Este desarrollo debe ser impulsado por la creciente competencia de los EE.UU. y Brasil, donde es probable que la producción aumente en el período de análisis en un 18% y un 24%, respectivamente, en comparación con el promedio 2010-13.

Se espera que Rusia y China sigan siendo los principales destinos de las exportaciones de carne de cerdo de la UE con un aumento proyectado de la demanda de importaciones de China.
Durante el período de análisis, se espera que el consumo se recupere lentamente del muy bajo nivel de consumo de 2013 aunque no se espera que supere los 31,8 kg per cápita en 2023. Los precios de la carne de cerdo de la UE deberían seguir la evolución del mercado mundial y podrían aumentar al mismo ritmo que en la última década para llegar a 2.100 euros/tonelada en 2023.

Carne aviar


Evolución reciente
La producción de carne aviar ha mantenido constante su reciente tendencia al alza, aunque a un ritmo más lento que años anteriores. Una vez más, el aumento de los costos de alimentación y el entorno económico tuvieron un impacto significativo, que se refleja en un crecimiento más lento en 2011-13.

En un contexto de creciente demanda mundial, las exportaciones de la UE crecieron sustancialmente en 2010 (24 %) y 2011 (12 %). No obstante, el crecimiento de las exportaciones fue mucho más débil en 2012 (2 %) y 2013 (1 %), ya que la fuerte demanda en algunos países de África (principalmente en Sudáfrica y Benín) y Oriente Medio (Arabia Saudita) se vio compensado por un menor número de envíos a Hong Kong y Rusia.

En 2012 las importaciones se mantuvieron bastante estables en torno al mismo nivel que en el año anterior, pero aumentaron un 3,4 % en 2013. Las mayores importaciones procedentes de Tailandia (para lo cual se abrió un contingente de carne aviar cruda salada en julio de 2012) compensaron la escasez de la oferta de Brasil. El consumo per cápita tanto en la UE-N13 y de la UE-15 es de alrededor de 20-21 kg .

Visión de mercado: llenar el vacío dejado por otras carnes
La carne aviar seguirá siendo la carne más dinámica y se expandirá a una tasa de 0,8% por año en 2012-23. Para el año 2023, se espera que la producción alcance 13,6 millones de toneladas.

Según las proyecciones actuales, es esperable que el dinamismo de la demanda de importaciones en el Medio Oriente(especialmente Arabia Saudita) y China continúe e impulse las exportaciones de la UE a 1,4 millones de toneladas en 2023 (15% por encima del promedio de 2010-12). Se espera que las exportaciones a Africa aumenten en 120.000 toneladas, en comparación con 2012, con una mayor demanda también de Sudáfrica y Ghana. Por otro lado, los aumentos de producción previstos en Rusia conducirán a una contracción en la demanda de importaciones. Las importaciones de la UE deberían fluctuar alrededor del nivel de los contingentes arancelarios (~ 800.000 toneladas).

Como se prevé que los precios del alimento se mantengan altos durante el período de análisis y que la demanda interna y la exportación aumenten, se espera que los precios de la carne aviar se recuperen constantemente de una caída en 2014, y superen a los de 2012 (2.000 EUR/t en promedio) al final del período de proyección .

Ovino y caprino


Evolución reciente del mercado
En los últimos años, la cantidad de ovejas y cabras de la UE se ha reducido de manera constante, lo que refleja las preocupaciones relacionadas con la rentabilidad del sector y el supuesto efecto de la disociación de los pagos directos en el marco de la reforma de la PAC de 2003.


Las importaciones aumentaron en 2013 debido a una mayor disponibilidad en Nueva Zelanda. Las exportaciones de carne son siempre marginales (alrededor de 30.000 toneladas en 2013), mientras que las fuertes exportaciones en pie se llevaron a cabo hacia Libia, Jordania y el Líbano (un total de 26 000 toneladas en 2013).

Visión de mercado: desaceleración de la tendencia a la baja
Se prevé que la producción continúe en su histórica tendencia a la baja para la próxima década, aunque a un ritmo mucho más lento. Se espera que las importaciones crezcan marginalmente hacia 2023, pero que aún se mantengan muy por debajo de los niveles de cuota. A pesar de las previsiones de aumento de la producción, no se espera que Nueva Zelanda y Australia logren llenar su cuota debido a las crecientes oportunidades en los mercados de fuera de la UE.

La carne de ovino es la que menos se consume en la UE, solo representa sólo el 2,7% del consumo total de carne.

Leche y productos lácteos

Las perspectivas a mediano plazo para la leche y los productos lácteos son favorables tanto en el mercado UE como en el mundial. La demanda mundial se mantiene firme, sobre todo en las economías emergentes. Por el lado de la oferta, los precios de los piensos se proyectan en niveles inferiores a los observados desde 2010. Estos factores positivos mantendrán los precios en niveles relativamente altos y aumentar la producción de leche de la UE .

Se espera que la expansión en la producción de leche haga frente a las limitaciones derivadas de las restricciones ambientales, que desempeñarán un papel cada vez mayor en algunos Estados Miembros. Además, la UE se enfrentará a la competencia en el mercado mundial no solo de Oceanía, sino también de los EE.UU. y de la Argentina, cuya contribución a las exportaciones mundiales se espera que aumente.

La evolución reciente del mercado
La producción de leche de la UE en 2012 y 2013 se ha visto afectada por las condiciones climáticas adversas. En 2013, el invierno húmedo y frío de primavera retrasó la disponibilidad de forraje y de pasto y golpeó la producción de leche en los primeros meses del año. Sin embargo, los precios más bajos de los piensos combinados con los altos precios de la leche, debido a la oferta mundial ajustada, aumentaron la oferta a partir del verano. En 2013 la producción de leche de vaca se estima en 148,9 millones de toneladas, cerca del nivel de 2012.

En 2013, las industrias lácteas han preferido procesar la leche disponible en queso (en lugar de la leche desnatada en polvo (LDP), la mantequilla o productos lácteos frescos), debido a su mayor valor agregado y el buen desempeño de las exportaciones. Con el suministro mundial de leche relativamente bajo, 2013 se ha caracterizado por precios de materias primas altos, especialmente en la primera mitad del año. En un revés de la tendencia de los últimos años, la producción de leche entera en polvo (LEP) podría aumentar en 2013 gracias a precios récord y las oportunidades de exportación, ya que Nueva Zelanda cuenta con una oferta limitada.

Las perspectivas del mercado
El hecho de que los altos precios de los piensos haya provocado que la producción de leche de vaca aumente sólo un poco, a pesar de la cuota adicional disponible en 2012, pone de manifiesto que los productores de leche ya reaccionan fuertemente a las señales del mercado, sobre todo a la fuerte demanda mundial.

Desarrollo de la producción de leche
2014/15 es el último año del régimen de cuotas. No obstante, en comparación con el lento inicio de 2013, las entregas de leche deberían aumentar significativamente en 2014 (1,3 %), impulsado por los menores costos de alimentación y los firmes precios de la leche .

Mientras que el aumento de la producción debería continuar en 2015 (1,6 %), no se espera un gran aumento en las entregas de leche. En los Estados Miembros en los que la cuota no se lograba cubrir, no hay ninguna razón para esperar una fuerte reacción a su abolición. Los aumentos más grandes se pueden esperar en los países que actualmente se encuentran restringidos por la cuota (por ejemplo, los Países Bajos, Dinamarca, Alemania, Austria y Chipre).
Después de 2015, se espera que las entregas de leche aumenten aún más, pero a un ritmo más lento, hasta alcanzar los 150 millones de toneladas en 2023, es decir, 9,6 millones de toneladas más que en 2012. La mayor parte del crecimiento tendrá lugar en la UE-15, la UE-N13 podría producir un adicional de 1,2 millones de toneladas.
Dada la fuerte demanda mundial de productos lácteos y las proyecciones de precios de alimento un 15% por debajo de los niveles de 2010-12, el precio de la UE debería ser bastante estable, pero por los aumentos constantes de otros costos operativos, especialmente por la energía, se pueden reducir los márgenes. Además, las limitaciones ambientales limitarán la expansión de la producción en algunos Estados Miembros.

Mejores rendimientos y un menor número de vacas lecheras
El aumento de la producción proyectada provendrá de nuevas mejoras del rendimiento a 8.500 kg/vaca en la UE-15 en 2023 y 6.050 kg/vaca en la UE-N13, en donde se espera que el rendimiento medio aumente en un 2,7% al año.
En 2012, según la encuesta de la ganadería de Eurostat, el número de vacas lecheras aumentó por primera vez después de 20 años de descenso continuo. La disminución fue el resultado de la presencia de las cuotas lecheras, que limitaron la expansión la producción y el continuo incremento de los rendimientos. Sin embargo, no se espera revertir la tendencia, el número de vacas lecheras de la UE deberían empezar a caer de nuevo a partir de 2013. Las disminuciones anuales podrían ser pequeñas al principio, pero llegar a -1,9% para el final del período proyectado.

Productos lácteos
La leche adicional se destina principalmente al queso y a las exportaciones
En la UE-15, parece que el mercado del queso aún no está saturado, pero se espera que el consumo per cápita crezca más lentamente que en la última década, un 0,4 % anual. Un crecimiento más rápido (2,2 % al año) se espera en la UE-N13, donde el consumo per cápita (12,0 kg en 2012) es relativamente bajo, y podría llegar a 15,3 kg en 2023, frente a 19,8 kg en la UE-15.

Por lo tanto, se espera que la producción de quesos absorbería la mayor parte de la leche adicional entregada a las industrias, con una producción proyectada en 10,7 millones de toneladas en 2023, con exportaciones cercanas a 1 millón de toneladas y las importaciones alrededor de 75.000 toneladas. Esto representa un crecimiento anual de 1.1 % en la producción durante el período de proyección.

El lactosuero en polvo tiene una gran demanda principalmente como un nutriente en los preparados para lactantes y en las bebidas deportivas. Las proyecciones de mercado son muy positivas, especialmente para las exportaciones, las que podrían crecer un 3,9% al año y se espera que la producción aumente en un 1,5 % anual.

Para el año 2023, se espera que la producción de productos lácteos frescos aumente un 3% en comparación con el año 2012 para llegar a 48,3 millones de toneladas. El consumo de yogur de la UE-15 ya es muy alto, pero en la UE-N13 podría aumentar significativamente. En términos más generales, se espera que la brecha actual de más de 50 kg en el consumo per cápita disminuya a 10 kg entre la UE-15 y UE-N13, debido principalmente al aumento del consumo en el segundo.
Para la mantequilla, no hay tendencias claras en el mercado que se puedan distinguir en los últimos años. Después de varios años de descenso, la producción y el consumo se estabilizaron en 2007 y comenzaron a aumentar en 2010, junto con la mayor producción de leche. Se espera un mayor crecimiento en 2014 debido a las buenas condiciones del mercado en 2013 y que la producción se estabilice a partir de 2015 en 2,3 millones de toneladas, ya que los operadores prefieren utilizar la grasa láctea para el queso, reduciendo la disponibilidad para el procesamiento de la mantequilla. A raíz de los altos niveles estimados en 2013, el consumo per cápita se prevé que disminuya ligeramente a 4,28 kg en 2023.

La producción de leche desnatada en polvo se recuperaría de la disminución de 2013 gracias a la mayor disponibilidad de leche. El crecimiento continuo se proyecta a partir de 2015, aunque a un ritmo más lento, con una producción de 1,25 millones de toneladas en 2023. Como se ha visto desde 2006 el mercado de leche desnatada en polvo es impulsado principalmente por la demanda de las exportaciones. A partir de 2016 la mitad de la producción se exportaría.

Un mercado de productos lácteos con el apoyo de una fuerte demanda mundial

Las importaciones mundiales crecerán más lentamente a lo largo del período 2013-23 que en la década anterior (excepto en los casos de leche en polvo desnatada y mantequilla), pero todavía ofrece grandes oportunidades para la UE. En términos de cantidades, para 2023 se esperan importaciones adicionales mundiales de cerca de 850.000 toneladas de queso, más de 650.000 toneladas de leche desnatada en polvo y 600.000 toneladas de leche entera en polvo y cerca de 250.000 toneladas de mantequilla.

Aumento en las exportaciones de la UE de queso y productos lácteos frescos
Las exportaciones de queso de la UE aumentaron en 250.000 toneladas (41%) entre 2005 y 2012 y se espera que sigan un buen desempeño en los próximos diez años. Los quesos semiduros (por ejemplo, Gouda, Cheddar, Grana Padano y Parmigiano, Reggiano) y los quesos frescos han experimentado un crecimiento particularmente significativo. Rusia, actualmente es el principal destino de los quesos de la UE y se espera ver un crecimiento más lento de las importaciones en general, pero aún más fuerte desde la UE. Bielorrusia podría representar un importante competidor de la UE en el mercado ruso. Desde 2005, las exportaciones de queso de la UE a los EE.UU. han disminuido un 7% más que el aumento de la producción interna de EE.UU.. Las exportaciones a Japón han disminuido en un 8% respecto al mismo periodo. Por lo tanto, no se espera que los envíos a los EE.UU. y Japón aumenten. Por otro lado, los procesadores de lácteos de la UE están a la búsqueda de nuevos mercados prometedores, especialmente en Asia, pero también Brasil y, potencialmente, Argelia y Egipto, donde las exportaciones aumentaron notablemente en los últimos años.

Los productos lácteos frescos, en particular la leche, se consideran demasiado costosos para el comercio, dado el alto contenido de agua. Sin embargo, las cifras comerciales más recientes muestran un aumento exponencial de las exportaciones de leche a China, que creció 30 veces entre 2005 y 2012 para alcanzar 64.000 toneladas y todavía están creciendo en 2013.

Más exportaciones de la UE de leche desnatada en polvo y lactosuero y menos leche entera en polvo
La evolución de las exportaciones de las leches en polvo son menos certeras. Las exportaciones de leche desnatada en polvo de la UE aumentaron desde menos de 200.000 toneladas en 2005 a más de 500.000 toneladas en 2012. Sin embargo, también se espera que los EE.UU. exporten significativamente más leche desnatada en polvo durante el período considerado, y sean un importante competidor. Como resultado, mientras se prevé que estas exportaciones aumenten aún más a 637.000 toneladas en 2023, se cree que su cuota en el mercado mundial de exportación disminuya ligeramente a 28% hacia 2023.

Los operadores de la UE seguirán prefiriendo producir y exportar leche desnatada en polvo en lugar de leche entera en polvo. Nueva Zelanda va a dominar este mercado y suministrará la mitad de las importaciones mundiales. Argentina podría aumentar su cuota de mercado desde el 10% actual al 20% en 2023.

La UE representa casi el 50 % de la producción mundial de queso y por lo tanto es el principal proveedor de suero en polvo (un subproducto de la producción de queso). China es un mercado en expansión y el destino del 27% de las exportaciones de la UE en 2012. Las exportaciones de polvo de lactosuero crecerían en un 47% para el año 2023 en comparación con 2012 y la cuota de la UE en las exportaciones mundiales permanecería cerca del 60%.

Dada la dinámica mundial y la demanda interna, los precios del queso deberían permanecer estables. A largo plazo, el precio del cheddar podría alcanzar 3.500 EUR/t, cerca del nivel de 2013. No se prevé que los precios de la leche descremada en polvo permanezcan en los niveles de 2013, pero deberían estabilizarse en un nivel alto, alrededor de 2.700 EUR/t a finales del periodo de análisis.

Las perspectivas de la mantequilla son menos optimistas y se espera que los precios estén por debajo de los niveles récord de 2010-13.

         SENASA                                     | Consejería en China    | Consejería en USA